Historia del baño

Este balneario funcionaba ya en la época de las cruzadas. Durante la dominación turca era el balneario preferido del pachá Mustafa y luego de la reconquista de Buda se convirtió en propiedad de la Tesorería. Llegaban desde todos los rincones del mundo gentes deseosas de curarse y después del exitoso tratamiento terapéutico colocaron placas de mármol sobre el muro del edificio del balneario. El balneario espera a los visitantes con baños termales, baños de natación y ocio, sección de wellness, saunas y distintas prestaciones. Es el lugar de encuentro predilecto de la intelectualidad capitalina, de los políticos y de los representantes del mundo de las artes. Se dice que aquí se halla una de las aguas terapéuticas más eficientes de Budapest.